Comuníquese con nuestro Call Center

+506 2586-7000    |

Escríbanos por WhatsApp

+506 8933-0707    |

Guía para Padres

Resultados en Línea

Pacientes Médicos

Verified & Secured

Catálogo de Pruebas
Pruebas de Laboratorio para Niños

En LABIN nos preocupamos por la salud de toda la familia, especialmente de los más pequeños. Por ello les presentamos una serie de recomendaciones para preparar a los niños para su visita al laboratorio.

Bebés:

Los bebés y niños pequeños son muy sensibles al estado de ánimo de sus padres. Es importante que tanto los padres como los bebes, se mantengan en un ambiente tranquilo previo a la toma de las muestras.

Los bebés lloran como respuesta normal al ambiente extraño, a las personas que no le son familiares, a la inmovilización y a la separación de sus padres. Incluso puede llorar más por estas razones que por la misma incomodidad del examen o procedimiento.

Se aconseja la presencia de al menos uno de los padres durante la toma de muestra, siempre y cuando sea viable, para brindarles apoyo y seguridad a través del contacto físico.

En el caso de que los padres sientan ansiedad deben permanecer algo distantes pero a la vista del bebé. Otra opción puede ser sustituir su presencia por darle algún objeto conocido por el mismo. Una vez que el procedimiento ha concluido, es bueno cargarlo y abrazarlo, dándole el consuelo que necesite.

Niños y Niñas:

Pruebas de Laboratorio para Niños

La preparación se debe comenzar en el hogar. A los niños se les debe explicar de manera clara y sencilla el motivo de la visita al Laboratorio.

Ayuda si se le muestra con la ayuda de juguetes, en qué parte de su cuerpo se hará la prueba y en qué consiste. Nunca mentirle acerca del dolor, sino describirlo como una pequeña picada o leve pinchazo, de corta duración y que puede dolerle por un instante. En LABIN ofrecemos la opción de aplicar lidocaína para disminuir la sensación de dolor.

Una vez se encuentre en las instalaciones del LABIN, se le invita a disfrutar de las actividades especiales para ellos (nuestra esquina infantil, revistas de Princesas, juegos y hojas de colorear), con el objetivo de familiarizarlo positivamente con el entorno.

Llegado el momento de su turno, algo muy común es que dependiendo la edad, durante la toma de muestra el niño sea retenido en alguna posición, para asegurar el éxito del procedimiento. Los padres no deben mostrar lástima hacia el niño, pues en ningún momento este debe percibir la situación como un castigo o maltrato.

Laboratorio Labin

Puede ser que el niño se resista a la prueba y el personal de laboratorio o los mismos padres tengan que dirigirse al niño de una forma más directa, por lo que mantener la calma y transmitirles confianza durante el procedimiento, es fundamental. En niños más grandes (6-11 años) se puede sugerir maneras de mantener el control: contar, respirar profundo, relajarse y permitir al niño participar en tareas simples durante el proceso.

Tan pronto finaliza la prueba se le debe consolar y cambiar el tema al niño, animándole a pensar en los planes que tiene por delante o en los deportes, amigos y juegos que le distraen. También se recomienda realzar la valentía del niño por su buen comportamiento durante la toma de la muestra. Para ello, le brindaremos nuestro mundialmente reconocido “Certificado de Valentía” así como premios.

Dependiendo de su estado de salud, el niño pronto olvidará lo recién ocurrido y comenzará a sonreír. Así ayudamos a nuestros pequeños pacientes a sobreponerse de los contratiempos en la vida de manera positiva y la visita al LABIN queda grabada como una experiencia de crecimiento en sus recuerdos de infancia.

Adolescentes:

Se recomienda dar una explicación e información detallada acerca de las razones del procedimiento.

Se debe permitir que el adolescente participe y tome la mayor cantidad de decisiones posibles. Dependiendo de la edad e independencia, es posible que quiera o no que sus padres estén presentes durante el procedimiento, puesto que la privacidad es importante a esa edad y se debe respetar.