Comuníquese con nuestro Call Center

+506 2586-7000    |

Escríbanos por WhatsApp

+506 8933-0707    |

Haga que la visita de sus hijos al laboratorio sea todo un éxito

Resultados en Línea

Pacientes Médicos

Verified & Secured

 
Catálogo de Pruebas

25.abr.2014

Enfocarse en el bienestar físico de los niños es un excelente mecanismo para asegurar que rindan buenos frutos en su desempeño académico y cumplan con sus expectativas. Es importante que durante los primeros meses del año los estudiantes realicen una visita al pediatra, quien hará las revisiones pertinentes para reconocer y prevenir alguna situación que pueda afectar el crecimiento y desarrollo de los chicos.

Un buen chequeo médico incluye exámenes físico, de laboratorio, oftalmológico, auditivo y la aplicación de vacunas, si fuere necesario. El examen de laboratorio permite diagnosticar problemas como la anemia y diabetes y reconocer la presencia de infecciones parasitarias. Asegúrese que el niño entienda que el chequeo no es un castigo. Los niños de edad escolar (de 4 a 12 años) pueden creer que el dolor que sienten es un castigo. Es vital, como parte del proceso de preparación para el regreso a clases, ayudar y acompañar al estudiante en cada momento, especialmente en la cita y la toma de la muestra.

La preparación se debe comenzar en el hogar. A los niños se les debe explicar de manera clara y sencilla el motivo de la visita al Laboratorio. Ayuda si se le muestra con el uso de juguetes, en qué parte de su cuerpo se hará la prueba y en qué consiste. Nunca mentirle acerca del dolor, sino describirlo como una pequeña picada o leve pinchazo, de corta duración y que puede dolerle por un instante. En LABIN ofrecemos la opción de aplicar lidocaína para disminuir la sensación de dolor.

Una vez que el niño se encuentra en las instalaciones de LABIN, se le invita a disfrutar de las actividades especiales para él (nuestra esquina infantil, revistas de Princesas, juegos y hojas de colorear), con el objetivo de familiarizarlo positivamente con el entorno.

Es importante que los padres no muestren lástima hacia el niño, pues en ningún momento este debe percibir la situación como un castigo o maltrato.

Tan pronto finaliza la prueba se le debe consolar y cambiar el tema al niño, animándole a pensar en los planes que tiene por delante o en los deportes, amigos y juegos que le distraen. También se recomienda realzar la valentía del niño por su buen comportamiento durante la toma de la muestra. Para ello, le brindaremos nuestro reconocido "Certificado de Valentía" así como premios.

Dependiendo de su estado de salud, el niño pronto olvidará lo recién ocurrido y comenzará a sonreír. Así ayudamos a nuestros pequeños pacientes a sobreponerse de los contratiempos en la vida de manera positiva y la visita a LABIN queda grabada como una experiencia de crecimiento en sus recuerdos de infancia.

Por Ruth Coto Grijalba, rcoto@labinlab.com