Comuníquese con nuestro Call Center

+506 2586-7000    |

Escríbanos por WhatsApp

+506 8933-0707    |

Campaña de Detección de VPH en LABIN

Resultados en Línea

Pacientes Médicos

Verified & Secured

 
Catálogo de Pruebas

02.nov.2016

Cada año, el cáncer cervicouterino es responsable de la muerte de 270.000 mujeres, en su mayoría del mundo en desarrollo y en la plenitud de sus vidas productivas. Sin embargo, el cáncer cervicouterino es prevenible mediante el tamizaje de las mujeres asintomáticas con el fin de detectar y tratar las lesiones cervicouterinas precancerosas antes de que progresen a enfermedad invasora. En otras palabras, esas muertes son, en buena medida, evitables.

Los estudios indican que si una mujer se sometiera a una prueba de tamizaje de cáncer cervicouterino al menos una vez en la vida entre 30 y 40 años, su riesgo de padecer esta enfermedad se reduciría entre un 25 y un 36%. Como parte de nuestros esfuerzos por generar conciencia y fomentar una cultura de prevención entre nuestros colaboradores, hemos realizado en LABIN una campaña de detección de Virus de Papiloma Humano de alto riesgo. Fue una campaña de participación voluntaria, dirigida a mujeres, en donde se les realizó de forma gratuita la detección molecular de HPV de alto riesgo y la tipificación de los subtipos 16 y 18.

Es sabido que los subtipos de alto riesgo del Virus del Papiloma Humano (VPH) están relacionados a la aparición de lesiones que podrían evolucionar a cáncer de cérvix. Comúnmente en nuestro país, las mujeres se realizan chequeos ginecológicos periódicos que incluyen estudios de citología, ya sea Papanicolau tradicional o citología en monocapa. El resultado de estas pruebas puede afectarse por múltiples variables que podrían disminuir su sensibilidad, es por esto que poco a poco se ha hecho evidente la relevancia que ha tenido la inclusión del tamizaje de VPH en el manejo de las pacientes que tienen ese factor de riesgo asociado, complementando la información que brinda la citología.

La prueba de ADN del VPH es el examen de tamizaje más sensible; la mayoría de los estudios han concluido que las pruebas de ADN del VPH tienen una sensibilidad superior al 90% para detectar a las mujeres que presentan lesiones precancerosas anormales. A diferencia del test de Papanicolau y de la inspección visual con ácido acético, los resultados de ADN del VPH son procesados por un analizador automatizado y no son sensibles a diferencias de interpretación humana.

Durante esta campaña validamos un dispositivo de autotoma, el Evalyn Brush de la marca Rovers Medical Devices, que permite recolectar en forma cómoda y segura, una muestra apta y suficiente para la detección molecular del VPH, sin embargo esta muestra no puede ser utilizada para estudios citológicos, que requieren un cepillado del área del cérvix, tomada por un médico.

Las experiencias en otros países indican que la implementación de este dispositivo de autotoma ha motivado a muchas mujeres a realizarse la prueba de VPH y a acudir su ginecólogo para su seguimiento adecuado.

En LABIN queremos contribuir con la prevención de los casos de cáncer de cérvix en nuestro país, por eso instamos a nuestras pacientes a realizarse la prueba y a consultar con su médico acerca de los resultados.

Por Dra. Adriana Rojas M.Q.C, Jefe de Asesoría Diagnóstica, LABIN Laboratorios