Comuníquese con nuestro Call Center

+506 2586-7000    |

Contáctenos por WhatsApp

+506 8933-0707    |

Análisis de Aguas

Resultados en Línea

Pacientes Médicos

Verified & Secured

Catálogo de Pruebas

El agua es importante para la vida, tanto es así que en la antigüedad el establecimiento de los pueblos se daba en zonas cercanas a las fuentes de agua. En el planeta existe 6% de agua fresca (esto no es sinónimo de agua potable). Los análisis microbiológicos (búsqueda de bacterias) del agua tienen una importancia considerable como en los países en desarrollo como Costa Rica.

Los análisis microbiológicos de agua ofrecidos por Laboratorios Labin incluyen:

  • Recuento de coliformes totales
  • Recuento de coliformes fecales
  • Recuento de E. coli

Laboratorios LABIN acepta muestras para análisis microbiológicos de aguas de las siguientes fuentes:

  • Agua de grifo
  • Agua de piscina
  • Agua de pozo
  • Agua de río

Consulte con nuestras sucursales acerca de las indicaciones y materiales necesarios para la recolección de cada uno de estos tipos de muestras de agua. Debe recordar que, en cualquier caso, debe recolectar la muestra de agua con guantes para evitar contaminarla.

Laboratorios Labin no realiza análisis químicos de agua.

Indicaciones Generales de Toma de Agua

Para garantizar la potabilidad del agua, se recomienda la realización de análisis de coliformes totales y fecales. A continuación las instrucciones para la recolección de estas muestras:

  • Identificar el lugar, la fecha, la hora, la naturaleza del agua y cualquier otra información pertinente.
  • Utilizar frascos de plástico estériles y limpios con tapa de rosca. Puede solicitarlos en cualquiera de nuestros laboratorios.
  • El frasco no debe abrirse hasta el momento en que tenga que llenarse.
  • Si el agua es de sistemas de distribución y de grifos, deberá remover los accesorios a alimentos externos tales como boquillas y filtros de plástico o de caucho y se dejará correr el agua durante varios minutos antes de recolectar la muestra.
  • Si la muestra proviene de tanques, cisternas y reservorios se tomarán haciendo descender un frasco lastrado con un peso conveniente y evitando tomar esa muestra de la capa superficial o del fondo, donde puede haber nata o sedimento.
  • Si proviene de un pozo con bomba de mano o mecánica, ésta se pondrá en marcha para hacer salir el agua. Antes de tomar la muestra se deja correr una cantidad adicional de agua, luego se deja que el agua de la bomba fluya directamente en el interior del frasco.
  • Para toma de muestras directamente de una fuente como río, lagos, o reservorios no es conveniente tomar muestras demasiado próximas a la orilla o en donde el agua está estancada. La muestra se tomará sumergiendo el frasco en el agua, de preferencia con el cuello hacia abajo hasta una profundidad de 15 a 30 cm para así evitar los desechos flotantes. Después se enderezará el frasco colocando el cuello hacia arriba con la boca apuntando en dirección a la corriente. Cuando no haya corriente, la botella se empujará horizontalmente a través del agua.
  • Para el transporte y almacenamiento de las muestras, no deben ser expuestas a la luz y deben mantenerse en un ambiente fresco, a una temperatura entre los 4 grados C y 10 grados C, pero sin ser congeladas, por lo que van a colocarse en hieleras y trasladar de inmediato al laboratorio en donde serán analizadas lo más pronto posible, de manera que se reduzca al mínimo el cambio en el contenido bacteriano del agua.

Las muestras deben ser llevadas al laboratorio a la mayor brevedad posible. Debe conservar las muestras de agua antes de su entrega en hielo o refrigeración y protegidas de la luz directa. NO congele las muestras.